Bienvenidos a la montaña rusa de la diabetes

montaña-rusa-diabetes

 

Bienvenid@ a Glucemia-Land.

¿No te pasa que a veces tus glucemias parece que se han subido a una montaña rusa de la que solo subes o bajas pero no hay partes de trayecto rectos? 😉

Da igual lo que hagas, las veces que te pinches y lo que corrijas.

Sigues ahí con tu ticket infinito subiendo y bajando por esta montaña rusa.  

A veces son días puntuales y otras veces son épocas más largas en las que parece que no hay manera de regular tus niveles de glucosa.

Y te levantas alta, consigues que te baje pero de nuevo vuelve a subir y de nuevo abajo,  pero demasiado abajo, en hipoglucemia.

Y eso es agotador. Día tras día.

Observa qué puede estar pasando en tu día a día.

Cuando tengo épocas en las que estoy un poco desfasada en cuanto a los controles diarios, además de hablar con mi endocrina por si es necesario modificar la dosis de insulina, observo qué está pasando en mi vida.

Muchas veces cuando tu día a día es un poco caos (y no hablo de la enfermedad) puede afectar, y mucho, a tu control sobre la diabetes. Por ejemplo si estás pasando por una época más estresada, o estás triste o enfadado (a mi me afecta incluso cuando tengo la regla y los días previos), si no duermes bien o incluso no estás comiendo todo lo bien que deberías.

Y te lo digo por propia experiencia.

Esto quiero dejarlo claro, tienes diabetes pero NO ERES tu diabetes, es decir, como cualquier persona normal vas a tener tus días buenos y malos al margen de la enfermedad.

Tienes diabetes pero NO ERES tu diabetes. Como cualquier persona normal vas a tener tus días… Click Para Twittear

Lo que sucede es que en nuestro caso estos días malos y buenos pueden influir también en el control de la diabetes.

Tanto si estamos contentos, relajados y tranquilos como si estamos enfadados o tristes nos afecta a nuestros niveles de glucosa: los días alegres y tranquilos seguro que tienes mejores controles, también lo llevarás con más ganas, harás las cosas mejor y seguramente también te cuidarás más, aunque no estés pensando en ello todo el tiempo.

Sin embargo los días malos….como los noto en mis controles. Si me enfado con alguien o tengo un día movidito en el trabajo te garantizo que mis niveles de azúcar se disparan y cuando me calmo recupero glucemias normales. 

Normalmente el proceso (en mi caso) funciona así:

  • Me enfado – Me estreso – Me disgusto – Me sube el azúcar.

 

  • Me calmo – Estoy relajada – Estoy contenta – Mis niveles de glucosa se recuperan a niveles normales e incluso tiendo a estar más baja.

 

reto-diabetes

 

¿Y qué puedo hacer para bajar de mi montaña rusa particular?

Como te decía, en estos días o periodos que estas más descontrolado observa qué lo puede estar produciendo

¿Estrés? ¿Enfado? ¿Mala alimentación? ¿Has cambiado la aguja o la cánula? ¿Burbujas en el cable? 😉 

** Durante los días que estés más descompensado puedes hacerte más controles para ver en qué momento del día estás más alto o bajo y corregirlo.

Además, estos controles que te hagas a mayores ayudarán a tu endocrino a que te pueda cambiar la pauta de insulina que utilizas si fuese necesario.

** Vigila lo que comes ¿Es posible que estos días que estás peor hayas descuidado un poco más la alimentación?

Si estás pasando por una época de estrés y cambios solemos comer peor que si estás más tranquilo y relajado. 

** En épocas en las que estés más descompensado el ejercicio suave puede ayudarte a mejorar los niveles de glucosa.

De todas maneras recuerda que tanto si tienes una hipoglucemia como una hiperglucemia no es recomendable hacer ejercicio.  

Espera a tener niveles adecuados de azúcar en sangre y si tienes dudas pregúntale a tu personal médico.

No te preocupes demasiado, volverás a estar bien pronto.

A veces lleva un par de semanas volver a recuperarte y normalizar tus niveles de azúcar pero lo lograrás. Y cuando estés mejor observa qué te viene bien a ti para recuperar el control.

Además de realizarte glucemias a lo largo del día para observar como estás (por ejemplo, antes y después de las comidas), hacer un poco de ejercicio y cuidar tu alimentación, las técnicas de relajación y el mindfulness pueden ser una parte importante en el tratamiento de tu diabetes.

Técnicas de relajación:

Hay diferentes tipos de técnicas de relajación y debes de encontrar la que a ti te funcione mejor pues cada una tiene unas pautas y usos específicos.

Algunas sirven para relajar los músculos y el cuerpo y otras estás dirigidas a reducir el estrés, la ansiedad, los enfados y otras emociones que no nos suelen gustar mucho. Es decir, te ayudan a relajar la mente.

Practicarlas ayudan a liberar la tensión en el cuerpo, dormir mejor, descansar la mente y dejar de darle vueltas a las cosas e incluso ayudan a mejorar el control de nuestra enfermedad. 

A lo mejor a ti te ayuda escuchar tu música favorita, salir a dar un paseo, leer un libro, quedar con tus amigos, pasear por la playa…

Pero ¿has probado otras técnicas de relajación? Como por ejemplo las técnicas en las que usamos la mente de forma activa para relajar nuestro cuerpo.

Sí, lo sé para este tipo de técnicas necesitas practica y paciencia pero créeme ayudan y mucho para “callar” nuestra mente y dejar las preocupaciones a un lado.

La meditación, practicar mindfulness y el pensamiento positivo son alguna de ellas que seguro que te pueden ayudar.

** A mi me ayuda en momentos de estrés y de tensión beber, lo primero, un poco de agua.

Con este sencillo truco envías señales a tu cerebro de calma y de tranquilidad diciéndole que no pasa nada, que no estás en peligro.

** También utilizo la respiración con el diafragma durante unos minutos. Me ayuda un montón parar un momento, hacer unas respiraciones y pensar: “Vale, no pasa nada”.

Poco a poco con la respiración me siento más tranquila y menos agobiada.

Si quieres conocer más técnicas de relajación que te ayudarán en tu día a día puedes echar un vistazo a estas opciones, ya me contarás cual te funciona mejor a ti. 🙂

 

Y tu que piensas  ¿también subes en tu montaña rusa particular de la diabetes? Cuéntame en los comentarios 😉 

 

 

 

 

 

2 thoughts on “Bienvenidos a la montaña rusa de la diabetes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *