El dedo “colador” cuando tienes diabetes.

dedo colador diabetes

 

¿Tu dedo también es un “colador”?

 

Si tienes diabetes, sobre todo diabetes tipo 1, nuestros dedos acaban machacados cada día.

Hagamos cuentas.

Pongamos por ejemplo que te haces 4 controles de glucemia al día de media (hay días que harás muchos más y otros días que alguno menos). 

Calculemos entonces si tienes un dedo “colador” o no.  😉 

– 4 glucemias al día x 7 días de la semana = 28 pinchazos a la semana.

– 4 glucemias al día x 30 días de media que tiene un mes = 120 pinchazos en un solo mes.

– 4 glucemias al día x 365 días que tiene un año = 1460 pinchazos en un año. 

 

¿Dedo colador? Si realizas 4 glucemias al día ¡En un año son 1460 pinchazos sólo en tus dedos! Click Para Twittear

 

Pero los pinchazos no son solo estos…

Después hay que contar, por supuesto, los pinchazos que te haces y de los cuales no sale sangre en tu dedo de tanto pincharte en él.

No sale esa gotita de sangre pero el pinchazo está asegurado igualmente. 

¡Y esta cuenta sólo incluye los dedos!

Si a esto le sumamos los pinchazos a mayores que realizamos con nuestras inyecciones o con la bomba de insulina (son menos pinchazos, pero son suficientes también) somos auténticos coladores humanos.

Aunque es cierto que hay sensores para medir tu glucosa que te ahorran pinchazos, estos no son accesibles para todo el mundo (sobre todo por su precio) y además tienes que seguir pinchándote en el dedo cada día para comprobar que esté todo en orden y que el sensor funciona bien. 

De momento no nos libramos. 🙁 

Tener un dedo “colador” es casi como nuestra seña de identidad al tener diabetes, sobre todo diabetes tipo 1 en donde los controles son imprescindibles para poder tomar decisiones a la hora de ponernos la insulina y controlar qué tal estamos antes y después de comer y en muchas ocasiones a lo largo de nuestro día a día.


 

Ahora te toca a ti…

¿Cómo tienes tus dedos “colador”? ¿Cuántos pinchazos te haces en el dedo cada día?

Te espero en los comentarios 🙂  

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *